7 de septiembre de 2014

Buñuelos de calabacín

Hola, hola

¿Cómo estáis llevando septiembre? Espero que no se esté haciendo demasiado cuesta arriba. Yo de momento genial, a pesar de la vuelta al trabajo, si, a pesar de eso jaja.

Y para sobrellevarlo mejor ¿por qué no hacemos unos buñuelos tan espectaculares como éstos? Os parecerá mentira si los probáis, pero están hecho con calabacín. Si, si, calabacín, la hortaliza verde esa jaja. Para los que os guste el calabacín os vais a sorprender pero para los que no os guste que no os eche para atrás porque no sabe para nada, sólo le da una esponjosidad impresionante. ¡Están de vicio!





La receta me la pasó mi suegra, porque un día estando en su casa una amiga le trajo buñuelos y nada más probarlos le dije que ya tardaba en pedirle la receta. Me dio las cantidades a ojo, pero yo os paso unas medidas para que no sea tan lioso.

Ingredientes:
  • 1 calabacín mediano
  • 2 huevos 
  • 200 g. de harina
  • 1 vaso de leche
  • 8 g de levadura química
  • 6 cucharadas de azúcar

Elaboración:
  1. Lo primero de todo es cocer el calabacin -sin piel y sin pepitas- con un poco de sal.
  2. Cuando está ya blandito, lo escurrimos y aplastamos con un tenedor.
  3. Por otra parte, batimos los huevos y añadimos el vaso de leche.
  4. Añadimos el azúcar y el calabacin.
  5. Ponemos la harina de poco en poco hasta que nos quede una masa consistente.
  6. Ponemos abundante aceite en una sartén y cuando esté caliente cogemos masa con una cuchara y la depositamos despacito en el aceite.
  7. Les daremos la vuelta para que se hagan por el otro lado y cuando estén dorados los sacamos a un plato con papel absorbente para quitar el exceso de aceite.
  8. Y a continuación los pasamos por azúcar (o azúcar y canela si preferís) y los servimos.

Mirad qué pintaza que tienen y qué esponjosos quedan. Ahora mismo se me está haciendo la boca agua ¿no os pasa lo mismo? Me está costando horrores no ir a la cocina y preparar una buena tanda jajaja.




Espero que os haya gustado la receta y no dudéis en preparla en casa, son un auténtico vicio.

Un besico.


PAO