26 de febrero de 2014

Galletas decoradas con glasa real

Holaaa

¿Cómo va todo? Yo aquí sigo en casita, descansando y recuperándome del todo. 

Hoy subo al blog las fotos de estas galletas decoradas con glasa que hice hace un tiempo. Nunca había probado las galletas con glasa y me encantaron. Están super ricas y además hay cada preciosidad de diseño que son de alucinar. Yo para empezar y puesto que nunca había hecho glasa ni la había utilizado, solo decoré unas galletas con forma de estrella y les hice unos puntitos con la técnica wet-on-wet, es decir, hacer el dibujo sobre mojado, antes de que seque la primera capa.




La receta de las galletas que usé esta vez, y que os traigo hoy, fue la del libro Cupcakes, Cookies y Macarons de Alta Costura, de Patricia Arribalzaga una preciosidad de libro, con un cupcakes, unas galletas y unos macarons decorados que parecen obras de arte. En el blog tenéis otra receta de galletas que ya puse hace bastante tiempo y podéis verla aquí.

Ingredientes:
  • 100 g. de azúcar
  • 200 g. de mantequilla
  • 1 huevo
  • 360 g. de harina
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Elaboración:
  1. Batimos la mantequilla y el azúcar hasta que salga una pasta homogénea.
  2. Añadimos el huevo sin dejar de batir.
  3. Echamos la vainilla y seguimos batiendo.
  4. Agregamos la harina tamizada por último de poco en poco.
  5. Cuando tengamos la masa bien unida formamos una bola y la cortamos en 5 o 6 partes que taparemos con papel film y meteremos a la nevera unas 2 horas.
  6. Iremos sacando trozos de la nevera, los iremos amasando y estiraremos con ayuda de un rodillo y sobre una superficie que no se pegue (o entre 2 trozos de papel de horno en su defecto). La masa debería tener un grosor de unos 6 mm. Yo uso unas tablillas niveladoras muy prácticas para que todas las galletas me salgan de la misma altura que podéis encontrar aquí.
  7. Cortamos las galletas con los cortadores que queramos y la masa sobrante la volvemos a amasar y a usar de nuevo.
  8. Ponemos las galletas en una bandeja de horno con papel de horno sobre ella y horneamos a 180º entre 10 y 15 minutos, todo depende del tamaño de las galletas. Cuando empiecen a dorarse los bordes, ya estarán listas.
Una vez que hayan enfriado sobre una rejillas totalmente ya se podrán decorar. Se puede usar fondant o glasa real, que no es más que una mezcla de clara de huevo y azúcar glas pero que da mucho juego y además está rica. Os dejo la receta del libro.

Ingredientes:
  • 230 g. de azúcar glas
  • 1 cucharadita colmada de albúmina (clara de huevo en polvo)
  • 3 cucharadas de agua
  • 6 gotas de vinagre de manzana

Si no tenéis albúmina, deberéis usar 230 g. de azúcar glas, 40 g. de claras líquidas pasteurizadas y 6 gotas de vinagre de manzana.

Elaboración:
  1. Hidratamos la albúmina con el agua, revolvemos y dejamos en un recipiente de plástico con cierre hermético durante 5 horas a temperatura ambiente para que se hidraten bien. Hay quien omite este paso, pero yo así lo hice y quedó muy bien.
  2. Incorporamos el azúcar glas poco a poco y batimos a velocidad baja.
  3. Agregamos el vinagre justo antes de acabar de batir, que no será más de 5 minutos.
Y ya estará lista la glasa. Ahora solo consiste en teñir con el color que deseemos, y si la queremos más o menos consistente agregar gotas de agua, pero de poco en poco. Yo la usé tal cual y me quedó bien, aunque imagino que un poco más líquida servirá para el relleno de la galleta y un poco más densa para los bordes. 

Os dejo unas fotos con el proceso:

Las galletas recién horneadas

El borde para poder rellenar

Ya rellenas y listas para seguir decorando

Las galletas se pueden dejar secar, un día mínimo. y comer. También podéis dejarlas secar y al día siguiente decorar. O como hice yo, decorar inmediatamente para que se integrasen.

Pronto haré más galletas y decoraciones más chulas, porque van a dar a luz en poco tiempo varias amigas y ya tengo comprados los moldes con formas de body, carrito, balancín y osito, más monos!!

Un besico y como siempre, espero que os gusten.

PAO