10 de febrero de 2014

Mini galletas rellenas de chocolate

hola, hola, holaaa!!

Ya estoy aquí de nuevo, esta vez con receta y además por petición unánime jajaja. Desde que visteis en facebook la foto de estas galletitas me habéis preguntado si estaba la receta en el blog así que aunque tengo recetas pendientes prefiero poner la de estas laboriosas pero magnificas mini galletas.




Como podéis ver salen un montón, pero es que son mini mini jaja. A mi con esta receta me dio para 400 mitades, es decir 200 galletitas. La receta es del blog ya mundialmente conocido La receta de la felicidad. Vamos con ella pues.

Ingredientes:


- Para las galletas

  • 400 g. de harina
  • 125 g. de azúcar glas
  • 200 g. de mantequilla
  • 1 huevo M
  • 1 pizca de sal

- Para el relleno
  • 150 g. de chocolate
  • 100 g. de mantequilla
  • 100 g. de azúcar glas

Elaboración:

- De las galletas
  1. Mezclamos todos los ingredientes con las manos hasta tener una masa compacta.
  2. Dividimos la masa en varios trozos y estiramos entre papeles de horno y la ayuda de un rodillo.
  3. Las tenemos que dejar bien delgadas, de entre 1 y 3 cm. de grosor.
  4. Meteremos las planchas en la nevera un par de horas.
  5. Sacamos las lámina y con un cortador pequeño o con lo que tengamos a mano, ya sea un descorazonador de manzanas como lo hace Sandra Mangas, o con una boquilla tamaño grande como hice yo, vamos sacando los circulitos y poniendo en papel de horno sobre una bandeja. Los retales de masa que vayan sobrando los volvemos a amasar, estirar y enfriar antes de cortar.
  6. Volvemos a llevar la bandeja a la nevera unos 15 minutos antes de meter al horno que habremos precalentado a 170º.
  7. Horneamos cada bandeja 5 minutos y debemos dejarlas enfriar antes de ponernos a rellenarlas.

- Del relleno de chocolate
  1. En una cacerola ponemos el chocolate en trozos y la mantequilla y llevamos al fuego (temperatura media más bien baja) hasta que se fundan, sin parar de mover para que no se pegue.
  2. Agregamos el azúcar y no paramos de remover hasta obtener una crema homogénea.
  3. Metemos la mezcla en una manga pastelera, cortamos la punta y rellenamos la mitad de las galletas.
  4. Tapamos con la otra mitad de las galletas y dejamos enfriar antes de degustar.




Las podemos tomar bien en el desayuno (con una preciosa taza como la de la foto, que me alegra todas las mañanas desde mi cumple, ya que fue un regalito),  bien en la almuerzo y/o merienda o bien en cualquier momento del día, porque esto es como las pipas, te comes una y no puedes parar, son tan peques que mínimo te coges 3 y luego otras 3 y buuuuf como te descuides acabas con las 200 de una tacada jajaja.

Espero que os hayan gustado, a mi gente les encantaron tanto como a mi así que a ponerse a hacerlas ya!!

Un besico.

PAO